Informática

La realidad virtual, el próximo gran reino para troles y abusones

Los nuevos entornos sociales virtuales demuestran que las mujeres se llevan la peor parte en cuanto a abusos. Las herramientas de defensa como burbujas de espacio personal podrían no ser suficientes

  • Viernes, 24 de marzo de 2017
  • Por Tom Simonite
  • Traducido por Teresa Woods

Crédito: Veronyka Jelinek.

Me sentí incómodo cuando Katie Kelly, una delgada mujer vestida con un jersey turquesa, se me acercó. A pesar de la cálida hoguera, se trataba de una reunión profesional y ella había invadido mi espacio personal. "Por aquí empieza a resultar un poquito demasiado incómodo", dijo Kelly, al mirar el blanco robot humanoide que representaba mi cuerpo.

Kelly estaba demostrando por qué ella y otros de la start-up de realidad virtual (RV) social AltSpaceVR han estado trabajando para proporcionar a la gente un mayor control sobre su espacio personal en entornos virtuales. Los líderes industriales como Mark Zuckerberg afirman que si la realidad virtual va a convertirse en un medio masivo también debe ser en un sitio donde hagamos vida social. Pero la sensación de "presencia" que hace que la tecnología resulte tan atractiva también provoca interacciones incómodas u hostiles con otras personas que resultan más discordantes.

Durante la última evolución de los troles de internet, algunos visitantes a AltSpace y varios entornos sociales virtuales, donde uno puede mezclarse con desconocidos, se aprovechan de eso. Por ejemplo, tocan cuerpos, aunque sean virtuales, sin permiso. "Lo que pasa con la presencia virtual es que básicamente es igual que si sucede en la vida real", afirma el fundador y CEO de una empresa de RV social llamada High Fidelity, Philip Rosedale (ver En un nuevo mundo virtual tu avatar se comporta como tú). Kelly y otros miembros de la industria dicen que los efectos de esos comportamientos afectan de forma desproporcionada a las mujeres. La fundadora y CEO de New Reality Arts, Jodi Schiller, afirma: "Hay gente que se te acerca y quiere tocar tu cuerpo porque apareces como una mujer; es muy desagradable". Su empresa ayuda a otras compañías a desarrollar experiencias de RV para propósitos de marketing. "Esta es la próxima plataforma tener en cuenta y es muy importante que incluya a las mujeres", añade Schiller. 

Ese tipo de experiencias fueron uno de los motivos que motivaron a Kelly y a sus compañeros de AltSpace VR a formar un equipo femenino el año pasado para diseñar una prestación llamada la "burbuja de espacio personal". Hace que los avatares de los demás desaparezcan y se vuelvan inaudibles si se acercan otros usuarios a menos de unos 80 centímetros a su cuerpo virtual, el cual también se vuelve imperceptible ante el resto. La burbuja está activada por defecto, pero se puede desactivar en caso de querer acercarse a alguien (Kelly señala que los besos virtuales representan un saludo importante entre amigos en AltSpace).

AltSpace también permite al usuario silenciar a avatares específicos o incluso bloquearlos, lo que hace que ambos sean imperceptibles mutuamente. La empresa también tiene un "conserje" humano que está disponible 24/7 para abordar informes de actividades indeseables.

High Fidelity lanzó su propia versión de la burbuja de espacio personal este año, y tiene su propia función de mute y bloqueo. Rosedale explica que la empresa observó un leve aumento de los malos comportamientos hacia otros usuarios después de que el software apareciera en la tienda de apps de videojuegos Steam en noviembre, dando paso a usuarios nuevos. Además de ofrecer espacios virtuales públicos, AltSpace y High Fidelity permiten generar lugares privados para socializar. Pero dado que actualmente casi nadie tiene la tecnología necesaria para adentrarse en la realidad virtual, las experiencias sociales implican reunirse con desconocidos.

Tanto Rosedale como Kelly afirman que los troles de la realidad virtual no son más que una minoría, y sostienen que el problema se irá reduciendo a medida que la gente se acostumbre a la tecnología y la cultura de los espacios de la realidad virtual se vaya estableciendo. "La RV ha generado un espacio diferente por lo que [los usuarios] están aprendiendo cuales son las reglas de ese espacio", señala Kelly.

Rosedale afirma que las mejoras del hardware de realidad virtual y las actividades ofertadas también ayudarán a la gente a ser más amistosa. La experta detalla: "Cuando entras en muchos de estos entornos de realidad virtual, no hay mucho más que hacer aparte de gritarle a la gente. Pero si les das mucha libertad creativa, entonces los usuarios puede llevarse mejor entre sí".

El diseñador de videojuegos de alto perfil Raph Koster, cuyos éxitos incluyen en videojuego multijugador en línea Star Wars Galaxies, cree que los troles virtuales probablemente irán a peor, y mucho. Aprovechó de una ponencia en la gigante conferencia GDC de la industria de los videojuegos celebrada a principios de mes en San Francisco (EEUU) para advertir de que las empresas de realidad virtual deben hacer más que limitarse a ofrecer herramientas de defensa a las víctimas como burbujas de espacio personal y prestaciones de bloqueo. Afirma que las empresas tendrán que empezar a moderar, investigar y castigar más activamente los malos comportamientos de usuarios, por ejemplo, al contratar una plantilla dedicada.

"De hecho, los comportamientos de ahora son los mejores que jamás habrá", dice Koster del momento actual de la RV social. Explica que su experiencia lanzando Ultima Online, uno de los primeros entornos virtuales capaces de alojar miles de personas de golpe, demostró que cuanta más gente frecuenta un espacio virtual, peores son los casos de abuso porque los usuarios se sienten más anónimos. El experto concluye: "Cuando los desconocidos se entremezclan se comportan peor. Las presiones sociales son una de las cosas que obligan al buen comportamiento de la gente".

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad