Móvil

"Contar la historia adecuada de forma correcta en RV generará un cambio masivo"

El director Jon Favreau está haciendo sus pinitos virtuales en el cine con 'Libro de la selva'. Pero reconoce que este nuevo medio tiene mucho que explorar y no puede limitarse a copiar al cine tradicional

  • Miércoles, 22 de marzo de 2017
  • Por Ty Burr
  • Traducido por Teresa Woods

Jon Favreau es uno de los pocos cineastas de Hollywood que se ha adentrado en la realidad virtual. Tras convertirse en uno de los directores más exitosos de Hollywood con las películas Elf y Iron Man, Favreau empujó los límites de la producción cinematográfica digital de captura de movimiento con el éxito de taquilla del año pasado El libro de la selva. Ahora uno de sus últimos proyectos es una corta escena interactiva en 360º llamada Gnomes & Goblins (Gnomos y duendes), que actualmente está disponible para el HTC Vive y pronto para el Oculus Rift. El director ha compartido su perspectiva sobre la narración dentro de la realidad virtual (RV) con Ty Burr.

¿Cómo crea un cineasta de Hollywood una experiencia de RV?

Cada medio tiene una manera óptima de contar una historia. Con las películas, tienes un conjunto de expectativas desarrolladas durante unos 100 años de gente consumiendo ese medio. Se emplean herramientas como la enorme escala de la pantalla, la experiencia comunitaria de visualización. Y se tienen lentes y edición para ayudar a guiar y centrar la atención de los espectadores en exactamente lo que se quiera que vean.

Nada de eso está disponible dentro de la RV.

No. La mayor frustración en realidad virtual llega al intentar imponerle las cualidades del cine. La gente intenta cortar y pegar una película o serie de televisión o videojuego en la RV. Creo que la mejor versión de la realidad virtual es envolvente y se aprovecha al máximo de la presencia que aporta la RV.

¿Cómo crea experiencias emotivas dentro de la realidad virtual?

Cuando el cine se encuentra en su mejor forma, te sientes involucrado emocionalmente; sientes que experimentas la historia a través de los ojos de alguien. Si la película es de miedo, te sudan las palmas de las manos. Si es triste, lloras. Todo eso nace de sentirse representado dentro de la historia. Nos vemos absorbidos; nos perdemos dentro de las buenas narraciones. Con la realidad virtual, tienes el mismo conjunto de retos, en el sentido de que quieres que el público experimente de manera subjetiva lo que les presentas. Pero si podemos generar una experiencia progresiva, no necesariamente mediante el uso de una narrativa tradicional, podemos lograr la participación del público y que sienta que algo está sucediendo, que algo está cambiando, que la experiencia traza un arco.

¿Es el momento adecuado para explorar esta tecnología? ¿Está listo el público? ¿Lo está Hollywood?

Yo sé que, como narrador, este conjunto de herramientas y los sentimientos que experimento con este medio son únicos, y me resulta atractivo incluso a pesar de la ausencia de cualquier tipo de modelo de éxito. Estamos en una fase muy temprana. Aún estamos intentando averiguar dónde colocar la cámara, cómo diseñar el escenario y entender de dónde proviene la luz. Si alguien logra contar la historia adecuada de la manera adecuada, generará un cambio masivo. Así ha funcionado el negocio del cine: la gente empezó a contar historias mediante películas, y después se desarrollaron técnicas cinematográficas y efectos especiales y técnicas de edición para ayudar a resolver problemas mientras la gente se volvía más ambiciosa sobre las historias que intentaba presentar al público.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad