Negocios

Intel se aleja de los chips e invierte 14.000 millones de euros en coches autónomos

El gigante ha anunciado que adquirirá Mobileye, una de las empresas líderes en software y hardware de conducción autónoma. Es una jugada ambiciosa cuyo éxito dependerá de los avances del sector

  • Miércoles, 22 de marzo de 2017
  • Por Jamie Condliffe
  • Traducido por Teresa Woods

Crédito: Thomas Coex (Getty Images).

Intel ha anunciado que planea adquirir la empresa de hardware de coches autónomos Mobileye por algo más de 14.100 millones de euros. Es una elevada cifra, pero la compra le proporcionará algunas de las últimas tecnologías de aprendizaje automático de la naciente industria de los coches autónomos.

La adquisición de Mobileye, una de nuestras empresas más brillantes de 2016, es la segunda más grande jamás realizada por Intel. También representa, con diferencia, la mayor adquisición de una empresa dedicada a los coches autónomos hasta la fecha y una señal más de que el sector de los vehículos autónomos parece estar a punto de explotar durante los próximos años.

Muchos fabricantes de coches ya utilizan el hardware de Mobileye para alimentar sus sistemas autónomos, lo que sitúa a la empresa en una posición de poder en la industria. Intel ahora intentará combinar esa ventaja con sus propias tablas de fabricación de chips para hacerse con una cuota importante del mercado de los coches autónomos justo cuando despegue. Si lo logra, se convertirá en un fuerte rival para fabricantes de chip como Nvidia y Qualcomm que ya ocupan el espacio de los coches robóticos.

Radicada en Israel, Mobileye fue fundada en 1999 y desde entonces ha proporcionado sensores, hardware de procesamiento y software a otras compañías automovilísticas para que sus coches puedan detectar el mundo a su alrededor. La tecnología de la empresa ya está integrada en coches de gama alta de marcas como Audi, General Motors y Ford que pueden, por ejemplo, guardar automáticamente una distancia de seguridad apropiada con los demás coches en carretera.

Los productos de Mobileye también fueron empleados por Tesla para alimentar su sistema de conducción autónoma, Autopilot. Pero las dos empresas pusieron fin a su colaboración el pasado verano después de que Tesla intentara echarle la culpa de un accidente mortal de uno de sus todoterrenos al hardware de visión de Mobileye.

Por la misma época, Mobileye inició una colaboración con Intel y BMW y después confirmó que el trío espera empezar a probar coches en algún momento de este año. El proyecto intenta desarrollar sistemas autónomos que podrían ser utilizados por otras automovilísticas, no sólo BMW.

Pero Mobileye no está trabajando en estos proyectos para limitarse a ser un simple fabricante de sensores. Como describimos recientemente cuando incluimos el aprendizaje reforzado en nuestra lista de 10 tecnologías emergentes del año, Mobileye es una de las empresas que lideran el desarrollo de sistemas computacionales capaces de programarse solos, los mismos que serán probados en vehículos de BMW este año.

La empresa también ha desarrollado un complejo sistema de simulaciones con el que un vehículo autónomo puede mejorar su conducción al recorrer escenarios virtuales en lugar de en la vida real. Y también ha desarrollado una plataforma que permitirá que los fabricantes de coches compartan y combinen datos de carretera para generar rápidamente mapas de alta definición, un plan al que se han apuntado ya BMW y Volkswagen.

Tales iniciativas ubican a Mobileye como una organización clave del sector de los coches autónomos, y ahora Intel podrá sacar ventaja de ello. Si eso vale más de 14.000 millones de euros dependerá de cómo transcurra el resto de la aventura de la conducción autónoma.

(Para saber más: Reuters, An Ambitious Plan to Build a Self-Driving Borg, 'MIT Technology Review' presenta las 10 Tecnologías Emergentes de 2017, Tesla pierde uno de los pilares de Autopilot, que se va a la competencia)

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad