Negocios

"El mercado electrónico chino no se parece a ningún otro que haya visto jamás"

Willy Shih conoce bien el entorno de fabricación asiático, y afirma que los años en los que ha sido la fábrica del mundo le han dotado de una capacidad innovadora propia que lo convierte en un gran rival

  • Lunes, 27 de marzo de 2017
  • Por Nanette Byrnes
  • Traducido por Teresa Woods

Durante su campaña presidencial y desde que ocupa el Despacho Oval, Donald Trump ha hablado mucho sobre la fabricación en Estados Unidos y su competencia con China. Ahora que el país asiático es el centro de tantas tecnologías, desde móviles hasta drones y paneles solares, ¿cómo se compara con las fábricas estadounidenses?

El profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard (EEUU) Willy Shih ha visitado China muchas veces durante su larga carrera empresarial y académica, y en enero regresó de allí tras finalizar una visita al centro de fabricación del país con un grupo de alumnos. Shih ha compartido su experiencia con MIT Technology Review

Los siguientes extractos de esa entrevista han sido editados y condensados para que resulten más claros. 

¿Qué le llama la atención de la fabricación china actual?

Las complejas interdependencias. Un smartphone suele tener 2.000 componentes, algunos son grandes, como la pantalla táctil LCD, y otros son mucho más pequeños, desde diminutos tornillos hasta condensadores y todo tipo de componentes del circuito impreso. El montador principal de un producto podría tener múltiples proveedores que le suministran los componentes, pero entonces cada uno de esos proveedores tiene a su vez otra capa de proveedores, y a veces una tercera y una cuarta, y todos estos proveedores suministran componentes con relativamente poco preaviso. Creo que la fuerza de la fabricación en China es la densidad de proveedores y la capacidad de apoyarse en ellos. 

Mucha gente probablemente estará familiarizada con los tradicionales mercados chinos donde uno puede encontrar ropa y juguetes y todo tipo de cosas. Pues, el mercado de electrónica en Shenzen (China) es bastante único. Vas allí, y encuentras muchísimas tiendas pequeñas que se especializan en componentes superficiales de montaje para la electrónica. No se parece a ningún mercado que yo haya visto en ninguna otra parte del mundo, porque realmente es un mercado de productos industriales. Pero lo que sí señala es el número de tiendas pequeñas con capacidad de respuesta rápida. La fuerza de infraestructura de proveedores que suministran todos estos componentes que forman estos productos realmente es muy, muy llamativa.

Foto: Willy Shih. Crédito: Cortesía de Willy Shih.

¿Está observando un nivel mayor de automatización? ¿Se están desplazando las empresas chinas hacia un modelo de fábrica occidental? 

He observado una amplia adopción de vehículos autónomos guiados para entregar componentes. Durante los últimos dos años, casi todo el mundo ha reemplazado a los trabajadores de fábrica que corren de aquí para allá con carritos para reponer los componentes de la línea [de montaje]. Los jefes de fábrica están intentando aumentar su automatización y reemplazar a los trabajadores humanos, que se están volviendo más y más caros y difíciles de retener.

Nos encontramos en medio de un debate en Estados Unidos sobre el futuro del empleo y el impacto de los robots y la automatización. ¿Cuándo empezarán a preocuparse por eso en China? 

La gente ya ha empezado a preocuparse, porque la automatización ya está reemplazando los trabajos de escasa cualificación. Ahora, en China las industrias de servicios están creciendo a un ritmo bastante bueno, por lo que aún pueden absorber una buena cantidad de gente. Pero creo que el impacto en términos de reemplazar trabajos semicualificados o relativamente poco cualificados hará de espejo de lo que ha sucedido en Estados Unidos durante la última década también. Está sucediendo ya.

El nivel de formación de la gente que trabaja en las fábricas tendrá que subir, y eso significará más formación y educación. No sé cómo se desarrollará eso, pero ese cambio se avecina, y está llegando a China al igual que ha llegado a Estados Unidos.

¿Es posible fabricar un smartphone en Estados Unidos hoy en día? (Ver Es imposible fabricar un iPhone al 100% en EEUU por mucho que Trump insista).

La principal cuestión sería el suministro de componentes. Porque si tienes que importar todos los componentes de China (pantallas y carcasas y circuitos impresos, y así sucesivamente) importarás kits y después los montarás en Estados Unidos. El coste de traer todos esos componentes probablemente será superior al de montar el dispositivo en el lugar de origen de los componentes y después importar el móvil terminado. La economía de montar una fábrica en Estados Unidos si no dispones de la infraestructura de proveedores que describí antes realmente representará un desafío importante.

Sostiene que existe una conexión entre la fabricación y la innovación, que la innovación nace de colocar los ingenieros y diseñadores cerca de la fabricación y de la colaboración entre estos grupos. China es conocida por su buen rendimiento en la fabricación de productos originalmente inventados en otra parte. ¿Aparecerán más categorías totalmente nuevas de China por toda esta experiencia en fabricación que tiene? 

Tal vez al principio se dedicaban a fabricar componentes, o tal vez montar sistemas para marcas occidentales. Pero lo que ha pasado es que han refinado sus capacidades al escalarse y acumular experiencia. Han adquirido gran parte de esa capacidad innovadora. Las empresas occidentales les han ayudado a desarrollar sus sistemas de calidad y a desarrollar sus conocimientos de ingeniería de materiales y sus capacidades de ingeniería industrial. Y ahora estamos observando a rivales bastante formidables. China ha salido de la fase de imitación, y ahora empezamos a observar muchas innovaciones de esas empresas. Y gran parte de ellas provienen de su cercanía a la producción.

¿Nos podría dar un ejemplo?

Shenzen es una especie de caldo de cultivo para innovaciones de drones, con empresas como DJI y algunos de sus rivales. Hay muchísimas empresas de drones allí ahora mismo. Y eso es una combinación de talento local de ingeniería y la capacidad de apoyarse en la red de proveedores [que ya existía] de circuitos impresos y microcontroladores y pequeños motores y cosas así.

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Informes Especiales

El futuro de la medicina: un tratamiento para cada paciente

Una ola de avances científicos e inversiones financieras puede estar a punto de marcar el nacimiento de una nueva era de atención sanitaria marcada por la personalización y la precisión. Bienvenidos al futuro de la medicina.

Otros Informes Especiales

Advertisement
Advertisement
Publicidad