Innovateurs De Moins De 35 Mexico La edición en español de
MIT Technology Review elige a los 10
innovadores menores de 35

Eva Hernández, 23

Sus tiras reactivas de bajo coste detectan infecciones vaginales de forma no invasiva

V.Confident

  • Por Elena Zafra

Eva Hernández. Fuente: Aldo Alemán

Las infecciones vaginales no tratadas pueden incrementar el riesgo de las mujeres de contraer enfermedades de transmisión sexual como el VIH, el herpes genital y la gonorrea, e incluso causarles problemas durante el embarazo. Fue precisamente el temor a que alguien de su entorno padeciera estas complicaciones lo que empujó a la mexicana Eva Hernández a convertirse en una innovadora. La mayor de tres hermanas en un hogar donde no sobran los recursos económicos, siempre insistía a su madre para que fuera al ginecólogo. La joven recuerda: “Le decíamos que se chequeara pero es muy testaruda. Siempre está ocupada y atiende todo, y sólo en último lugar se atiende ella”.

De esta situación surgió su idea de crear unas tiras que se pegan a la ropa interior y cambian de color rápidamente al detectar infecciones vaginales. Hernández quería “un método que pudiera adherirse a la vida cotidiana, saber cómo estás y dar esa tranquilidad de que todo marcha bien”. Ingeniera bioquímica por el Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos (México), Hernández ha desarrollado con sus dos socios y en apenas un año las tiras V.Confident que detectan tres de las infecciones más frecuentes: candidiasis vaginal, tricomoniasis y vaginosis bacteriana. Ya han creado el prototipo funcional -en proceso de patente-  y están perfeccionándolo en la incubadora iLab en Xalapa (México).

Aunque hay sistemas similares basados en el análisis de la sangre menstrual, el de Hernández podría monitorizar la salud ginecológica continuamente, no solo cuando la mujer está menstruando. V.Confident utiliza como muestra el flujo vaginal, que al entrar en contacto con el reactivo de la tira genera un cambio de color. Los reactivos que utilizan en estos test informan sobre los niveles de pH y de concentración de bacterias y, aunque aún no se haya producido la infección en sí, pueden alertar sobre un desequilibrio que podría empeorar si la mujer no toma medidas.

Por ejemplo, si el reactivo de la tira se convierte en verde intenso, significa que con alta probabilidad padece una infección; si se colorea de verde claro, quiere decir que existe un desequilibrio en su flora vaginal que la hace propensa a padecerla próximamente. Los resultados del test se basan en los rangos de pH y concentración bacteriana establecidos de la Guía Clínica de Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP). Además, han contado con asesoría de un ginecólogo para validar su prototipo.

Otros sistemas de detección no pueden diagnostican varios tipos de infección y constan de instrumentos de medición que se introducen en la vagina para tomar la muestra. Por el contrario, las tiras de V.Confident se colocan sobre la ropa interior y no son invasivas. Otra de las ventajas de este producto es que sería muy asequible: esperan ofrecer tres tiras por 78 pesos (unos 4,5 euros), mientras otros test comerciales cuestan más de 500 pesos por dos hisopos, detalla la joven.

Hay varias formas de saber si el resultado del test es positivo o negativo. La primera es consultar una tabla de colores en el envoltorio del producto. Otra es a través de una plataforma web donde se selecciona el color que salió en la tira y se responden algunas preguntas sobre síntomas y aspecto del flujo. Con estos datos la web ofrece información sobre la probabilidad de padecer determinada infección, cómo ha podido contraerse y sobre la ubicación del ginecólogo más cercano. También existe una app móvil donde se puede seleccionar el color y contestar el test. En este caso, si hay un desequilibrio en la flora, la app envía consejos para prevenir una futura infección.

En los próximos años Hernández espera que su test pueda usarse también para diagnosticar o hacer seguimiento de otras enfermedades, por ejemplo, las asociadas a déficits de vitaminas, proteínas y sodio, el virus del papiloma humano, varios tipos de cáncer, e incluso para medir indicadores de fertilidad masculina. Pero su primer paso es terminar su primer producto orientado a las infecciones vaginales más comunes y dotarlo de “un diseño más ergonómico y estético”. Después, no descartan llevarlo a empresas que se dedican a productos del cuidado íntimo femenino para acelerar su comercialización.

Según Carmen Eibe, directora del grupo Zeltia y jueza de los premios MIT Technology Review Innovadores menores de 35 México 2015, Hernández destaca porque “pese a su juventud” muestra un perfil que combina “visión científica con visión comercial y empresarial”.

Aquí puedes ver el listado completo de los 10 ganadores de Innovadores menores de 35 México 2015

Ganadores de Innovadores menores de 35 México 2015

Ramón Bacre

Sus fertilizantes biotecnológicos luchan contra el cambio climático

Carlos Bernal

Un sensor en el retrete monitoriza el nivel de glucosa de los diabéticos con cada micción

Eva Hernández

Sus tiras reactivas de bajo coste detectan infecciones vaginales de forma no invasiva

Marco Trujillo

Su pulsera inteligente servirá de guía para ciegos

Sharon Velásquez

Su biosensor detecta contaminación fecal en aguas para consumo humano

Para comentar, por favor accede a tu cuenta o regístrate

¿Olvidaste tu contraseña?

Advertisement
Advertisement
Publicidad